Síganos en Facebook

Entrevista à Bastien Hieyte, piloto de 2 motos - equipo Michelin

Entrevista a Bastien Hieyte, equipo Michelin – piloto de dos motos eléctricas, por Laurence Thouin

¿Cuáles fueron tus motivaciones para unirte a la Green Expedition?

“El Challenge” y mostrar que los vehículos eléctricos tienen las mismas capacidades que los vehículos térmicos. Además que incluso en un lugar como Argentina con un terreno bastante diverso y que está en vía de desarrollo en cuanto a los puntos de recarga, este proyecto se podía lograr. Mostrar que The Green Expedition contribuirá al desarrollo de la eco-movilidad.

Tienes dos motos, ¿Por qué?

Si, vine con una moto trial para los shows en ciertas municipalidades del recorrido. Esta es la moto Electric Motion. Tengo la moto Zero Motorcycles para la ruta y la pista que puede tener entre 240 a 250 km de autonomía en función del desnivel y del viento.

¿Cuáles fueron los obstáculos que encontraste?

El viento de Patagonia en prácticamente todo el trayecto. Yo había calculado un consumo medio de 36 a 40 W/km, pero con el viento se pasa a 60-70W avanzando a 65km/h para ahorrar la batería.

Los puntos de recarga parciales y finales fueron pensados para llegar con un poco de energía. Para los autos es más fácil ya que tienen 44 KW para los autos Zoé y 85 KW para la Tesla, comparado a mi moto de 240 kilos y una batería de nada más que 16.3 KW. Pero se llega a aprovechar. Contrariamente a lo que me habían dicho, las ruedas escogidas por Michelin son perfectas para esto. Estudiamos el terreno y Michelin propuso las ruedas Anakee 3 que tienen performances de 80% para la ruta y 20% para la pista. Son excelentes para economizar energía y para hacer pista.

Cabe aclarar que eres el representante del equipo Michelin

Por supuesto. Gracias a estas llantas soy el más rápido en pista. Los obstáculos no se sienten y las vías arenosas se las atraviesa con mucha facilidad. Sin embargo en las vías planas es donde me divierto al máximo.

Tuviste una etapa donde tu moto tuvo un problema, cuéntanos sobre esto,

Si, un problema poco común, es que el motor perdió la calibración. Asi que tuvimos que contactar por satélite a la asistencia, quienes me enviaron enseguida un cable para conectar a la moto. Luego de haber instalado varios programas logramos repararla por computadora en 2 días. Pude retomar la pista enseguida sin perder muchos puntos.

En Chos Malal tuviste la oportunidad de competir contra una moto térmica…

Si, era una moto de unos 450m3. Fue una idea genial que no estaba programada pero fuimos invitados a este evento anual. Fue una gran sorpresa ya que cuales eran las probabilidades de llegar justo a la fiesta anual de vehículos donde nos invitaron a participar. Nos divertimos muchísimo. Además que los autos eléctricos causaron sensación en el público.

¿Qué es lo que más te marcó durante esta primera mitad del trayecto?

La diferencia del terreno, con subidas y bajadas que enseguida cambia con vías planas. Los lugares como el glaciar Perito Moreno y el Fitz Roy, espectaculares, al igual que la infraestructura de Bariloche y San Martín y donde hubieron más curvas. Nos divertimos igual. Hubo un poco de monotonía pero 40% del trayecto estuvo genial.

Y la gente, ¿también te sorprendió?

Eso fue lo que jamás olvidaré, lo que más me sorprendió. La acogida, su gentileza, dispuestos a ayudarnos siempre y por todos los esfuerzos que hicieron para la organización fue formidable que no me decepcionó en lo más mínimo.

Simplemente los controles policiales y a nivel administrativo. No me explico porque hay tanto control policial a pocos kilómetros de distancia.