Síganos en Facebook

27/04, 18a Etapa: Belén - Cafayate

Etapa 18

Belén – Cafayate

260 km

Emociones, historias y buen vino

 El desafío del día se anuncia para los autos Zoé y para la moto del equipo Michelin: llegar al punto final sin realizar ninguna recarga a pesar del camino que tiene varias subidas, momentos en los que la autonomía baja considerablemente. Justo a la salida de Belén, atravesamos una bella quebrada y seguimos un valle que tiene un paisaje que recuerda a Eric Loizeau las montañas del Atlas conjugadas con las rocosas montañas del Colorado. A lo lejos, a la izquierda, la cordillera de los Andes nos acompaña y vemos hasta un nevado compuesto de cenizas. A lo largo de la ruta nos cruzamos a varios gauchos, rebaños de vacas, cabras y de mulares.

 Al acercarnos de Cafayate, el panorama cambia. Un lugar modificado por el hombre en la época colonial para cultivar los viñedos. Hoy en día Cafayate es una pequeña ciudad muy agradable con varias propiedades vitícolas que producen vino de altura (de hasta 3000 metros). Pernod Ricard, compró la tradicional bodega Etchard y Michel Rolland se instaló en la altura de Yacochuya para elaborar excelentes vinos de malbec y blend.

Nos recibió Adriana, directora del Museo de la vida y el Vino de cafayate al llegar. Almorzamos bajo una pérgola dentro del patio con una degustación previa de vinos de la región – en francés.

 Una escuela primaria esperaba nuestra visita. A penas llegamos, los estudiantes rodearon sobre todo  los autos. Julien, nuestro camarógrafo, puso en marche el dron que se convirtió en el centro de atención de los pequeños. Los niños tuvieron que volver enseguida a la escuela donde les esperaba la fiesta del día del trabajo.

 La jornada acaba muy bien en el hotel Patios de Cafayate, un bello lugar neocolonial de 1982, alrededor de la piscina.

 Por su lado, los ciclistas llegan emotivos  al haber encontrado a una pareja de un italiano y una argentina que viajan por el mundo en bicicleta desde ya hace 5 años. Su historia los conmueve profundamente y deciden regalarles un par de llantas nuevas para que puedan continuar su aventura y Emanuel, el médico, les regala un cargador solar para teléfono.